UN CAMBIO DRÁSTICO DE VIDA.

Un cambio drástico de vida. “NUNCA SABES QUE TAN FUERTE PUEDES SER, HASTA QUE TIENES QUE SERLO”.

Desgraciadamente vivimos en un mundo donde el dinero lo es todo… y el poder y la ambición es el verdadero enemigo… Hace unos años lo único que me preocupaba era si a fulanito también le gustaba yo, hoy mis inquietudes más grandes son las economías; anteriormente podía salir cualquier día sin preocuparme en cuanto gastaría, pero el día de hoy uno de mis miedos más grandes es que $50.00 me ajusten varios días.

Como siempre no sabes cuantos giros da la vida, o como te puede marcar la decisión de una persona; en casa el ambiente todo el tiempo estaba tenso, eran días en los que mientras más lejos estuviera de aquel lugar llamado “hogar” mejor me sentía, pues para mí era cualquier cosa menos un hogar… casi podía ver el campo de alambre y las granadas estallando en mente de mi madre, mientras mi padre solo llegaba con una pequeña bandera blanca, y por si fuera poco, los gastos de la familia de un día para otro cayeron todos en hombros de mi hermano, mi hermana no tenía mucho juego en la batalla pero ella fue la principal en cuestionar todo de ambas partes, mientras la tristeza, y la confusión inundaron mi mente, no existió un día en el que no dejara de preguntarme “¿Qué diablos paso?” Sintiendo que verdaderamente estaba tocando fondo… cada día me sentía peor, cada que todos estábamos juntos no faltaban los gritos o las lagrimas, incluso mis emociones comenzaron a cambiar… llego el momento en el que no sentía nada positivo, para mí todo era negativo, no podía sentir ni un gramo de felicidad…

frustracion

Paso el tiempo, salí de la preparatoria, y  pensé ¿ahora qué? No sabía que tenía que hacer, que quería, ni que esperaba de un futuro. Con el tiempo comencé a abrir mi mente, y crear metas a futuro, así que comencé a trabajar con el único propósito de poder entrar a estudiar de nuevo… ya que el último año de preparatoria se pudo pagar con mucho trabajo, dejé pasar un año… fue un tiempo en el que tuve la oportunidad de retirar la neblina que tenía en la mente, para fijar mis horizontes y comenzar desde 0.

Gracias a Dios a mi hermano le dieron trabajo en la universidad donde estudió, como docente, y el día en el que me anime acercarme a la escuela, a pedir una beca me dieron un porcentaje muy bueno, y me dieron la oportunidad de otro más por el hecho de que mi hermano estuviera en la universidad… Podría decirse que fue casi un milagro (Realmente lo fue) aunque claro que el no podría ayudarme a pagar toda la carrera, así que yo seguí trabajando en donde mismo, siendo así el momento más pesado de mi vida. Inicie con un horario que no me dejaba descansar mucho, pues de lunes a jueves despertaba a las 5:30 am iniciando clases a las 7, saliendo alrededor de las 2:30 para entrar a trabajar a las 3, y salir a las ¡9 de la noche!, y finalmente, llegaba a casa las 9:30, claro que en un principio lo único que quería era llegar a bañarme y dormir… pero el deber llamaba, tenia tarea y sola no se haría.

tarea

Me daba coraje saber que después de clases algunas de mis compañeras se reunirían en alguna plaza e irían de compras, al cine, o simplemente a comer mientras que yo tenía que salir corriendo para llegar a tiempo al trabajo, pero con los días me di cuenta de que yo estaba comprometida conmigo misma, y que cada esfuerzo tendrá una recompensa.

Pase así 1 año hasta que llego el momento en el que ya no podría trabajar, pues mis clases consumían gran parte de mi día y no tenia como opción dar de baja algunas materias, así fue como llego a mí la posibilidad de ayudar a mi hermano en su trabajo, todo tenía un nuevo sentido y cada vez me gustaba más.

Hasta hoy las preguntas que mas me han logrado motivar es “¿hasta dónde quieres llegar?”, “¿Quién quieres ser?” y “¿estás segura de que puedes?”. Estoy decidida a terminar mi carrera “Diseño de Moda e Industria del Vestido”, tengo metas a corto y largo plazo, y más que nunca estoy decidida a tomar riesgos, tal vez las cosas no son como esperas y siempre tendrás altibajos, pero tienes que seguir adelante, no por los demás… si no por ti mismo.

-Julia Ibarra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s